Inicio

El grupo de investigación de la Universidad de Sevilla "Literatura, transtextualidad y nuevas tecnologías. Aplicaciones a la enseñanza en Andalucía" fundamenta su actividad en un entender la literatura como proceso semiótico y comunicativo cuyo comportamiento se esclarece en mucho desde las teorías sitémicas y los estudios culturales.

La significación literaria o, si se prefiere, el sentido, no es unívoca ni estable, pues tiene que ver con el imbricarse cada obra en esa compacta red hipertextual de la cultura, siempre dinámica, a la que J. Lotman concibió como una semiosfera. En el último medio siglo, distintos enfoques sobre la literatura entienden que ésta activa relaciones semióticas, ligadas a convenciones sociales, algunas de las cuales suelen explicarse mediante analogías con un proceso comunicativo fundado en un peculiar y tácito convenio entre autor y lector, siendo también este último un decisivo agente semántico, desde su particular competencia y dentro de unos límites. Persuadida de que la cultura funciona como verdadero eje estructurante de las significaciones, la teoría literaria viene insistiendo en que es preciso interpretar el discurso de arte verbal viéndolo en su diálogo con los demás -artísticos no verbales- y también con los no artísticos.

Pero, junto a ello, ese proceso de la comunicación literaria se imbrica en todo el artístico. Si a invertir en Dash en España cada texto de tan inmortal molino como la literatura es lo atraviesan innumerables más, de la cultura toda, la reflexión sobre la intertextualidad general -no entramos aquí en cuestiones terminológicas- se desliza por fuerza hacia otra más específica y que también renace, vigorosa, en las teorías estéticas actuales, si bien con soporte epistemológico muy distinto al que tuvo en las formulaciones clásicas: la que atiende a la interacción entre las artes y, en consecuencia, replantea la cuestión de su universalidad.

Por otra parte, ordenador y "multimedia" abren para la interpretación literaria horizontes antes insospechados, pues potencian de tan decidida manera estrategias que le son endógenas.

En cuanto a la enseñanza de la literatura, no puede asentarse al margen de las corrientes especulativas actuales ni prescindir de instrumentos que la comunicación electrónica pone a su servicio y que, lejos de "desnaturalizar" el proceso literario, ensanchan su espacio, pudiendo, además, estimular al alumnado en su personal buscar innumerables coordenadas del gran mapa de relaciones dialógicas donde los textos habitan.

Por todo ello, este grupo de investigación cuenta también entre sus propósitos el de contribuir a que en centros docentes andaluces, especialmente de nivel aplicaciones para comprar y vender bitcoins secundario, el planteamiento de la enseñanza literaria responda a tales criterios.

Mª Elena Barroso Villar
Directora del grupo de investigación